¡Libérate del mal!

Cuando permites que una situación te amargue, fortaleces su poder contra ti.  En el momento en que no opones resistencia mental a la ofensa o crítica que te han hecho, la derrumbas como un polvorón. Es cierto que no tenemos control sobre las acciones de los demás porque, como se dice en metafísica, la lluvia cae pareja para todos. Unos se guarecen del aguacero; otros se mojan; unos se quejan y otros bendicen el agua tan necesaria. Esto explica lo que tanto me preguntan: “¿Si yo no hice nada malo, porque me trataron tan mal?”. Pues porque “la lluvia cae” y cada persona elige sus reacciones. Ahora bien, cuando elige, que no olvide que cargará con los resultados de sus reacciones … y ya vendrán sus lamentaciones. Si lo hizo bien: ¡Enhorabuena; se le multiplicarán sus bendiciones donde menos las espere!

Tu mantente en serenidad y buscando esa luz divina que te guíe. ¡Libérate! No seas parte de las cadenas de las venganzas que arrastran otros. No bebas ese veneno. La venganza no es tuya. Dios se encarga de que cada cual reciba su lección, a su tiempo y donde mas efectiva le sea (o donde mas le duela, como decimos..).

Te lo digo con amor,

Virginia

© 2017 Virginia Gómez – La Hora Mágica con Virginia Gómez – Ciencia y Espiritualidad ® – www.virginiagomez.com

¡Comparte con tus amistades!
Share on Facebook108Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

five × 5 =